Alojamiento y hoteles en Estados Unidos

Hotel en San Francisco
Hotel en San Francisco

En la mayor parte de EEUU, encontrar alojamiento no es problema.  La oferta es amplia y variada: de grandes hoteles a moteles de carretera, bed & breakfast, campings, cabañas, apartamentos, resorts y complejos de playa, bungalows, apartahoteles. También es relativamente asequible el alquiler de pisos, casas… mansiones!! Todo está a la disposición del turista dependiendo de sus necesidades.

La mayor parte de las tarifas de los hoteles en los Estados Unidos no son por persona, sino por habitación. Si escoge un cuarto sencillo en algún hotel se sorprenderá por los enormes tamaños de sus camas. Por supuesto, existen todo tipo de establecimientos, pero Estados Unidos es uno de los países con mayor calidad hotelera del mundo. Por norma general, desde la suite más cara de Nueva York o Las Vegas a cualquier motel de carretera en la Ruta 66, pasando por un hotel familiar en Disney World el buen descanso está garantizado.
El precio de un hotel medio de calidad en el país sería de  $40 a $75 dólares por noche, aunque la tarifa varía considerablemente si el alojamiento es en el centro de la ciudad o en un suburbio. La mayoría de los hoteles también ofrecen precios reducidos para personas mayores, empleados corporativos, miembros de clubes de automóviles o miembros de varios otros clubes. Ocasionalmente, cuentan con descuentos de fin de semana o paquetes de descuentos, por lo que es recomendable preguntar siempre si el ofertado es el precio más económico.

El hospedaje en Bed and Breakfast es menos común en los Estados Unidos que en Europa. Mientras que en el viejo continente abundan las casas rurales, en este país, los B&Bs generalmente se encuentran localizados en residencias históricas o edificios con encanto que se han convertido en lugares para alojamiento mas pequeños y exclusivos. Por ello suelen ser más caros (aunque desde luego mucho más interesantes) y aquí si son habituales las tarifas por persona. De todas formas, los precios no son en absoluto desorbitados.

En cuanto a la acampada, puede ser una excelente alternativa de hospedaje. Existen lugares para acampar completamente equipados, cercanos a la mayor parte de las atracciones turísticas y muchos parques nacionales y estatales cuentan con campamentos en medio de la naturaleza. De hecho, es factible acampar a lo largo del país, siempre informándose de las leyes estatales y locales en cada sitio. Una variante de esto es recorrer el país en una casa móvil como una auto-caravana, algo bastante habitual en el país.

Para los viajeros más independientes, muchos estados cuentan con alquileres de cabañas (Alaska), apartamentos en la playa (Florida, Hawái…) e incluso ranchos (Texas, Arizona…), que tienen la “incomodidad” de tener que lavar la propia ropa, cocinar o no contar con servicio de habitaciones, aunque sin duda cuentan con muchas otras ventajas como la libertad de horarios o la intimidad.

Otra buena opción es el alojamiento temporal. Algunos inquilinos tienen permitido subarrendar sus viviendas por tiempo limitado y puede ser una excelente idea si va a visitar el país durante unos meses.

Cualquiera de estas opciones está a disposición del visitante, aunque desde luego, la opción hotelera en uno de los países más preparados en este sentido es de lo más atractiva por su calidad y facilidades económicas.

Para realizar una reserva utilice los anuncios que colocamos más abajo: