Manhattan

Skyline de Manhattan
Skyline de Manhattan

En la desembocadura del Río Hudson está uno de los cinco distritos metropolitanos de la ciudad de Nueva York. La isla de Manhattan, al norte del puerto, también incluye en su área administrativa otras pequeñas islas cercanas (Randall, Roosevelt…) y una pequeña porción de tierra continental, Marble Hill, ubicada en el Bronx.

Aún siendo el distrito de menor población, es uno de los más importantes de la ciudad al tener los mismos límites que el Condado de Nueva York, auténtico corazón de la ciudad que posee los más celebres emblemas de la misma, como la Estatua de la libertad, el Empire State, Broadway, Wall Street, Harlem, Chinatown, Central Park o Times Square.

En Manhattan también se erigían antaño las Torres Gemelas del World Trade Center, hoy monumento a los caídos en el atentado.

Los primitivos habitantes de la isla la bautizaron con el nombre de Manhattan, de origen Lenape. Es muy famosa la compra de la isla a dicha tribu por parte de los colonos holandeses por 24 dólares en 1626. Desde esa fecha, 30 familias de colonos se establecieron en la isla y fundaron New Amsterdam, en el actual downtown. En 1664, pasó a ser inglesa y cambiaría su nombre por New York, en honor al Duque de York, que posteriormente sería el futuro Rey Jaime II de Inglaterra.

La población fue incrementándose desde entonces hasta que alcanzó los cuatro millones de habitantes en el siglo XIX, siendo la primera ciudad del mundo en llegar a esa cifra. Y desde la revolución industrial y durante todo el siglo XX, Manhattan se convirtió en el centro económico y social, no sólo de la ciudad de Nueva York, sino de todo el mundo.

Los únicos días del año en que se puede ver amanecer y ponerse el sol en Manhattan son el 28 de mayo y el 12 de julio, ya que las calles del barrio están perfectamente alineadas con su trazado.

Principales barrios

Manhattan se divide tradicionalmente en uptown y downtown, antiguamente unidos por Broadway (Camino Ancho), la única avenida del distrito que no es recta, siguiendo un trazado del siglo XVII, previo al rectilíneo urbanismo posterior. La ciudad creció de sur a norte, por lo que se podría considerar el downtown como el casco antiguo.

En el downtown nos encontramos con barrios tan emblemáticos como Chinatown (evidentemente, de población mayoritariamente china), Little Italy (italianos), el Soho (SOuth of HOuston, barrio comercial) o Greenwich Village (considerado barrio bohemio y muy efervescente artística y culturalmente).
En la zona central de la isla (midtown) están los barrios de Hell’s Kitchen (irlandés), Times Square (la plaza más conocida de La Gran Manzana) o Chelsea (extraoficialmente, el barrio gay con un excelente ambiente nocturno). Ahí también está Alphabet City (denominada asi por contener las avenidas A,B,C y D) y la Quinta Avenida (Fifth Avenue), que divide Manhattan de este a oeste.
Al norte (uptown) se puede visitar Harlem (cuya onomástica proviene del Haarlem holandes), Harlem Este (Harlem Español) o Sugar Hill (el barrio más meridional de Manhattan).
En el límite original de la ciudad estaba antiguamente en Wall Street, cuyo nombre proviene de una muralla que rodeaba la ciudad por el norte.

Cada uno de estos barrios supone una pequeña ciudad, dado el gran número de población y las características propias de cada uno de ellos.

Principales monumentos

El monumento más emblemático de Manhattan es sin duda la Estatua de la libertad. Muy cerca podemos visitar Ellis Island, la histórica puerta de entrada de los inmigrantes a los Estados Unidos.

Manhattan es tradicionalmente la ciudad de los rascacielos. Ahí podemos visitar edificios tan emblemáticos como el Empire State Building, edificio más alto del mundo de 1931 a 1972, el Chrysler Building, edificio más alto en 1929 o el lugar donde estaban las Torres Gemelas, construcciones de más altura de la ciudad hasta 2001.

Otros miles de enormes edificios de todos los estilos y épocas arquitectónicas pueblan el skyline de Manhattan.

Importantes edificios religiosos son la Catedral de San Patricio, de interesante estilo neogótico, o la de San Juan el Divino, que funciona de sede del arzobispado de la Iglesia Episcopal de Nueva York.

Es imprescindible visitar la calle más famosa de la ciudad, la famosa Quinta Avenida, retratada en múltiples obras cinematográficas. Otra visita obligada, sobre todo de noche, es Times Square, la zona más viva de la ciudad, reconocible por sus luces y carteles publicitarios.

Para ver el parque urbano más grande del mundo, hay que ir al Central Park, hermosa zona verde de más de 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho. El High Line, elevado sobre una antigua línea de ferrocarril es otro parque importante que ofrece las mejores vistas de la ciudad.

En Broadway, cerca de Times Square, están los principales teatros de la ciudad y rodeando Wall Street se sitúa el distrito financiero, donde encontraremos edificios tan conocidos como La Bolsa De Nueva York o la reserva Federal.

A nivel deportivo, el Madison Square Garden es uno de los estadios más famosos del mundo.