Parques Nacionales de Estados Unidos

En 1872, el gobierno de los Estados Unidos creó el primer Parque Nacional al dedicar una gran porción de tierra para su conservación. En 1916, creó el Servicio de Parques Nacionales (SPN) que actualmente se ocupa de 284 sitios en todo el país, cubriendo en conjunto de unas 34 millones de hectáreas entre Parques Nacionales, Monumentos Nacionales, Sitos Históricos Nacionales y Parques Estatales o locales.

Casi todos los Parques Nacionales tienen un centro de información para visitantes con guardabosques al servicio del visitante.

Estos son algunos de los principales:

Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado

Está en Arizona, pero lo atraviesa el río Colorado, que nace en las Montañas Rocosas y desemboca en California. A su paso esculpe estos imponentes acantilados en los que se pueden apreciar diferentes estratos geológicos, viendo el trabajo del tiempo en la roca a lo largo de los siglos. Un espectáculo de la naturaleza.

Parque Nacional de Yellowstone

El parque nacional es el más antiguo del mundo, y quizás el más famoso. Repartido entre Wyoming, Idaho y Montana, aparte de la excepcional variedad de su fauna y flora, el parque tiene un enorme interés geológico al encontrarse en él dos tercios de los géiseres del planeta y más de 10000 fuentes de agua caliente.

Parque Nacional de Yosemite

Otro de los más conocidos y valorados parques nacionales. Al este de San Francisco, se ubica este parque de una enorme importancia biológica. Tres millones de visitas al año para ver sus hermosos paisajes y con suerte alguna de la fauna de la zona. Indelebles desde hace siglos están sus sequoias gigantes, de enorme tamaño y diámetro.

Parque Nacional Arches

Famoso por sus impresionantes arcos de piedra arenisca roja, este parque de Utah es un lugar de reunión para amantes del ciclismo, aunque evidentemente también es recomendable recorrerlo a pie o a caballo. Su paisaje lleno de extrañas formaciones rocosas puede verse en películas como ”Thelma and Louise’’.

Big Bend

Quien busque absoluto aislamiento lo encontrará en este parque nacional de desértica belleza en Texas. El nombre del parque viene de la curva en forma de U que forma el Río Grande en la frontera con Mexico.

Monument Valley

Las aisladas mesetas y los cerros rojos rodeados de un desierto vacío y arenoso es la imagen característica de las películas del oeste. Este icónico lugar entre Utah y Arizona no es realmente un valle en el sentido convencional sino un paisaje ancho y plano interrumpido por las célebres formaciones rocosas que se elevan cientos de metros.

Everglades

En Florida reposan estas extensas ciénagas, en las que viven ejemplares únicos de flora y fauna. Orquídeas y cocodrilos, habitan en uno de los importantes humedales del planeta declarado por la UNESCO reserva de la biosfera.

Bryce Canyon

Con un anfiteatro natural de 19 kilómetros de largo, cinco de ancho y 240 metros de profundidad este accidente geográfico tiene agujas de roca de todos los colore. De noche se pueden ver más estrellas que en otros lugares del país.

Parque Nacional Canyonlands

Al sudeste de Utah, entre los ríos Green y Colorado, estas rocas erosionadas por el viento y el agua dan lugar a las más pintorescas formaciones geológicas. Ideal para el excursionista que busca soledad y paz.

Valle de la Muerte

En Sierra Nevada, California está este desierto de 13.518 kilómetros cuadrados. Uno de los mayores relieves desérticos de la zona continental de los Estados Unidos.

Las condiciones de vida en el lugar, como su nombre indica, son relamente extremas. Destacan esas extrañas rocas que se mueven solas por la arena.

Parque Nacional Tortugas Secas

En Florida está el parque más inaccesible del país. Una serie de islas, arrecifes y bancos de arena a los que se puede acceder únicamente por barco o hidroavión.

Hay una fortificación de ladrillos de 1846, que resultó la fortificación costera más grande de Norte América.

Parque Nacional Grand Teton

Al noroeste de Wyoming, en la cordillera más joven de América del Norte, yacen unos lagos enormes que proveen unas maravillosas piscinas naturales. Ni un alma en sus 485 millas cuadradas, perfectas para recorridos a pie o a caballo.

Parque Nacional  de Great Smoky Mountains

Perteneciente a los Montes Apalaches, son 2000 kilómetros cuadrados entre Tennessee y Carolina del Norte, y es el parque nacional más visitado del país. Antiguo asentamiento cherokee queda abundante patrimonio natural y arqueológico.

Parque Nacional Joshua Tree

Ubicado en California, está en los desiertos de Mojave y Colorado. Es un lugar mágico y con todo tipo de leyendas, que ya se percibe en su irreal paisaje desértico. Rocas redondeadas, árboles de Josué, minas de oro abandonadas, cactus y hoteles con encanto son algunos de los atractivos del lugar, ideal para la acampada.

Parque Nacional  de Mammoth Cave

200 kilómetros cuadrados en Kentucky, este parque tiene el sistema de cuevas más extenso del mundo. Sus cientos de kilómetros de pasadizos entre piedra caliza todavía no fueron explorados en su totalidad y forman un fascinante entramado gran riqueza biológica y geológica. En su interior se encontraron momias precolombinas y otros tesoros arqueológicos de gran valor.

Parque Nacional Mesa Verde

En Colorado se sitúa este complejo de 211 kilómetros cuadrados que alberga ruinas del pueblo anasazi. Construidas en piedra, sus aldeas tienen un gran interés histórico al ser de los pocos monumentos conservados de la antigua cultura indígena norteamericana.

Parque Nacional Monte Rainier

Al sureste de Seattle, Washington está este conjunto de bosques, planicies y montañas. Cada año atrae a miles de personas que pretenden escalar el Monte Rainier. Para el excursionista es mejor la visita de Junio a Octubre, ya que en invierno la nieve dificulta el acceso. Al norte de la montaña está el pintoresco pueblo de Enumclaw.

Parque Nacional Olympic

En el estado de Washington, el parque se ubica en la Península de Olympic bañada por el Océano Pacífico. Destacan sus playas y montañas glaciares, y su tupido bosque, consecuencia de pertenecer a la zona más húmeda de la norteamérica continental.

Parque Nacional de Redwood

Es famoso por sus sequoias, los árboles más grandes del mundo, con hasta 100 metros de altura y 11 de diámetro. Con miles de años de antiguedad, este bosque es conservado minuciosamente por su enorme interés biológico y ecológico. El visitante no puede arrancar ni una hoja del lugar.

Parque Nacional Volcánico de Hawái

Las características playas de Hawái, con su arena oscura y sus rocas negras son de gran interés para los geólogos. Los paisajes creados por la lava constituyen verdaderas esculturas naturales de una sorprendente belleza.