Ríos de Estados Unidos

El río Mississippi a su paso por las afueras de la ciudad de Minneapolis (Foto: meetminneapolis, flickr)

Los Estados Unidos poseen una enorme cantidad de ríos dentro de su complejo sistema hidrográfico, aunque a la hora de clasificarlos, surgen varios grupos muy bien diferenciados. Las cuencas se ordenan según su desembocadura en los grandes océanos (Atlántico, Pacífico y Ártico) o en zonas destacadas de los mismos (Mar de Bering y Golfo de México).

Todo el centro del país se organiza alrededor de la cuenca hidrográfica del Mississippi, Missouri y Ohio, con más de 2.980.000 kilómetros cuadrados. También abundan en el país los lagos, aunque su amplia distribución queda eclipsada por la imponente presencia de los Grandes Lagos del Norte. También salpican todo el territorio estadounidense diversos embalses, que abastecen de regadío y agua potable a una importante parte de la población.


Río Mississippi

El río más grande y caudaloso de los Estados Unidos conforma uno de los sistemas fluviales más largos del mundo. Posee una longitud total (con afluentes incluídos) de 6.800 km, y un caudal medio de 12.740 metros cúbicos en la desembocadura, en el Golfo de México. Allí forma un enorme delta a unos 160 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva Orleans. El Mississippi nace muy cerca del Lago Itasca, al norte de Minnesota. Atraviesa nada menos que diez estados, y es navegable en la mayor parte de su recorrido, hasta el punto de ser la principal vía de comunicación interestatal antes de la llegada del ferrocarril. Hoy en día sigue siendo una vía de transporte de mercancías de primer nivel, además de ser también un importante impulsor económico del sector primario (pesca fluvial, regadío agrícola…) y secundario (industrias variadas, producción de energía).


Río Missouri

Uno de los afluentes principales del Mississippi es el Missouri, cuyos 4.130 kilómetros de longitud lo hacen por si solo el río más largo del país. Nace en las Montañas Rocosas, al sudoeste de Montana, y desemboca en el Mississippi muy cerca de la ciudad de Saint Louis (Missouri). Su transcurso marca la frontera entre Kansas y Missouri y atraviesa varios estados, por los que fluyen sus numerosísimos afluentes. El Missouri drena una extensión de 1.371.000 kilómetros cuadrados, lo que supone una sexta parte de Norteamérica. Muchos de sus tramos fueron declarados Río Salvaje y Paisajístico Nacional, y protegidos ambientalmente desde 1976.


Río Yukon

Es el río más largo de Alaska, con sus más de 3.000 kilómetros de aguas que discurren por Estados Unidos y Canadá, formando una gran cuenca que superan los 800.000 kilómetros cuadrados. Su nombre significa “grande” en el idioma gwich’in. El Yukon da nombre al territorio de la Columbia Británica por el que discurre en Canadá, antes de entrar en Alaska para finalmente desembocar en el Mar de Bering, formando un delta en la Bahía de Norton, con casi dos kilómetros y medio en la anchura de su cauce. Es muy conocido el episodio histórico de la llamada fiebre del oro del Yukon, una gran campaña de búsqueda de oro por parte de mineros y aventureros muy similar a la fiebre del oro de California, que tuvo lugar entre 1896 y 1899. Sin embargo, asociar este fenómeno con el río Yukon no es del todo exacto, ya que el oro fue encontrado en el río Klondike, un afluente del gran río del noroeste de América.

El río Grande es el principal río del estado de Texas, y sirve de frontera natural con México a lo largo de un amplio territorio (Foto: NLHank, flickr)


Río Grande

Conocido en México como río Bravo, posee una longitud de más de 3.000 kilómetros y drena una superficie de más de 600.000 kilómetros cuadrados, superior a países del tamaño de Ucrania. Sus aguas nacen en los Montes San Juan (en el centro de la Meseta de Colorado, en plenas Montañas Rocosas) y atraviesan el Valle de San Luis hasta llegar a México pasando por Albuquerque, Las Cruces y El Paso, donde sirve de frontera natural entre México y el estado de Texas. Finalmente, se forma un pequeño delta arenoso de escaso caudal que desemboca en el Golfo de Mexico. Durante los años 2001 y 2002 surgió en su desembocadura una barra de arena que evitaba que las aguas llegaran al mar, pero desde entonces el río fluye como siempre.En 1968, el gobierno inició una serie de declaraciones que lo convierten en Río Salvaje y Paisajístico Nacional. El río Grande tiene varios afluentes, destacando el río Pecos, estadounidense, y los mexicanos Conchos y Sabinas.


Río San Lorenzo

Tiene varios nombres, ya que en los territorios por los que pasan sus aguas se habla inglés, francés, tuscarora, mohawk… El Saint Lawrence conecta el Océano Atlántico con el Golfo de San Lorenzo. Su primer tramo es la frontera natural entre Estados Unidos y Canadá, adentrándose después en territorio canadiense. Es el segundo río más largo de Canadá, y uno de los 25 primeros del mundo. El Saint Laurent nace en el Lago Ontario, atravesando la zona francófona de Canadá, y tras 3.000 kilómetros desemboca en el Atlántico. Sus aguas nutren a su paso a los Grandes Lagos, como el Superior, y forman parte de la vía navegable de los mismos.


Río Columbia

Es el más largo de la región noroeste del Pacífico. Nace en Canadá y cruza el estado de Washington, separándolo del estado de Oregón, antes de desembocar en el Océano Pacífico. Sus más de 2.000 kilómetros de longitud extienden una enorme cuenca (similar en tamaño a Francia) por otros estados circundantes, como Idaho, Oregón, Montana, Wyoming, Utah o Nevada. En términos de caudal, el Columbia es uno de los mayores ríos de los Estados Unidos, al mover 7.500 metros cúbicos de agua en su desembocadura. Sus fuertes corrientes y accidentados saltos y descensos proporcionan una enorme fuente de energía hidroeléctrica, con catorce presas dedicadas a este fin, sin contar otras muchas en sus afluentes. Uno de ellos, el río Snake, tiene 1.674 kilómetros de longitud y una cuenca aún mayor que el Columbia.


Río Brazos

Llamado Brazos de Dios por los primeros exploradores españoles, posee un recorrido de más de 2.000 kilómetros y una cuenca hidrográfica que abarca 116.000 kilómetros cuadrados de territorio texano y un pequeño fragmento del condado de Curry, en Nuevo México. Su trazado comienza en la confluencia de dos ramales, el Salt Fork y el Double Mountain Fork, y fluye unos 1.350 kilómetros atravesando el estado de Texas, hacia el golfo de México, donde desemboca en las marismas al sur de Freeport. Otro río de similares características, aunque de menor cuenca, es el Colorado, que también baña Texas dirección sudeste, hasta el Golfo de México.