Hawái

 

Aguas cristalinas de Hawái

Hawái es el estado más reciente de todo el país (desde el 21 de agosto de 1959).

Se trata de un grupo de islas paradisíacas ubicadas en el Oceano Pacífico central, al suroeste de los Estados Unidos denominadas Archipiélago de Hawái.

Estas islas cuentan con múltiples y sorprendentes escenarios naturales de una belleza irreal, unos cuantos volcanes en activo, un clima tropical cálido y una gran cantidad de playas con mayor o menor cantidad de gente (las hay desde abarrotadas hasta las casi vírgenes).

Esto atrae, como es lógico, a un buen número de turistas de todo el mundo, pero también a deportistas (Hawái es un paraíso del surf), biólogos (la flora y la fauna de las islas son de lo más especial) y geólogos (los volcanes de Hawái tienen características únicas).

Además de una rica cultura nativa, Hawái absorbe por un lado la cultura asiática, tan cercana y por supuesto la estadounidense.

Las islas tienen todo lo necesario para pasarse toda una vida descubriendo cosas: Niʻihau, Kauaʻi, Oʻahu, Molokaʻi, Lānaʻi, Kahoʻolawe, Mauiy Hawaiʻi (de noroeste a sureste). Esta última es la más grande de todas aunque la capital, Honolulu se encuentra en la isla de O’ahu.

Con una extensión muy pequeña, Hawái es el octavo estado norteamericano de menor extensión, el número 11 en menos población, pero el decimotercero más densamente poblado de los cincuenta estados. La costa de Hawái tiene una longitud de 1210 km , la número cuatro de los Estados Unidos (tras Alaska, Florida y California).

Todas las islas Hawái son volcánicas y nacieron directamente del fondo del mar, teniendo aún muchos volcanes en activo (uno de ellos es de los más activos del mundo, el Kīlauea), pero para los posibles turistas preocupados hay que decir que hay un servicio de vigilancia y predicción constante velando porque no se produzca ninguna explosión de magma.

Hawái tiene once de las trece zonas climáticas que existen en el mundo, cada una de ellas con un ecosistema único y un clima determinado… Zonas húmedas tropicales, zonas áridas y semi-áridas, zonas templadas y zonas alpinas. En Hawái se puede ir a la laya y en media hora escalar una montaña (o volcán, algo muy frecuente en los turistas más aventureros).

En la isla hay 2 idiomas: inglés y hawaiano. La mezcla de ambas (y otras) dio lugar al pidgin hawaiano, una lengua coloquial a la que el turista se acostumbrará sin problemas, como también tendrá que bailar el hula, danza oficial de las islas.

De hecho, la canción Aloha Oe está considerada el himno no oficial de Hawái.

Imagen de previsualización de YouTube

Como podéis ver, en Hawai, es todo paz. Visita estas islas y deja pasar el tiempo a tu alrededor.