Miami

Skyline de Miami

Entre los Everglades y el Océano Atlántico, en el estado de Florida, se sitúa la ciudad de Miami, fundada a finales del siglo XIX y con un censo de 433.136 (datos de 2009). Su área metropolitana engloba a cinco millones y medio de personas, convirtiéndose en la séptima ciudad en población de los Estados Unidos. Tras Los Ángeles, New York y Chicago, es la cuarta área urbanizada más grande del país. También ostenta el título de “Ciudad más limpia de los Estados Unidos”, por la calidad de sus aguas, su aire, sus grandes espacios verdes y la limpieza de sus calles.

Como llegar

El Aeropuerto Internacional de Miami es el más importante de Florida.

Situado a 11 kilómetros de la ciudad, por sus instalaciones pasan más de 34 millones de pasajeros al año y tiene numerosos vuelos desde Europa.

Para reservar un vuelo a Miami muy fácil y cómodamente, podrás hacerlo en nuestra zona de reservas.

Para alquilar un coche y visitar la ciudad, házlo de manera sencilla en nuestra zona de alquiler.

Tanto por carretera como por tren, Miami es muy accesible. El transporte público de la ciudad cuenta con interesantes y económicos servicios de buses, trenes de cercanías, e incluso un monoraíl.

El Puerto de Miami es uno de los más grandes del mundo, y es utilizado por millones de pasajeros que realizan interesantes cruceros. Debido a ello, Miami es conocida como “La capital de cruceros del mundo”.

Alojamiento

Miami es una ciudad muy turística, por lo que cuenta con una gran oferta hotelera. Visita nuestra zona de promociones y consigue el mejor alojamiento en la ciudad a muy buen precio.

Que visitar

Miami cuenta con numerosos atractivos: museos, teatros y parques.

Pero lo que atrae más turismo son sin duda sus  playas, que visitan a una media de 12 millones de turistas al año debido a su clima cálido, disfrutable los 12 meses del año. Arena blanca, aguas azules y un ambiente increíble son los atractivos de la ciudad, que no sólo cuenta con playas repletas, sino que también tiene pequeñas calas desiertas para descubrir.

La llamada Miami Beach es una ciudad dentro de la ciudad y en ella se puede visitar el barrio cubano Little Havanna e innumerables puntos de obligada visita.

El Carnival Center es el segundo centro de artes más grande de los Estados Unidos y es la sede de la Ópera de Florida.

Los museos abundan en la ciudad. En Miami podemos visitar el Museo Bass, el Museo Histórico del Sur de Florida, el Museo Lowe Art, el Museo de Arte de Miami, el MoCA (Museo de Arte Contemporaneo y un sinfín de otros populares destinos culturales.

Sitios que atraen mucho turismo son también la Isla de la Selva, el Zoo Miami Metro, y el Seaquarium, para espectáculos de animales acuáticos.

Hay alrededor de 80 parques en Miami. El Bayfront Park y el Parque Bicentenario destacan por su espectacularidad, aunque también son excepcionales el Jardín Botánico Tropical de Fairchild,  la Isla Watson o el Morningside Park.


 

Historia

Antes de su fundación, Miami estaba poblada por diversas tribus indígenas. Está documentado que Juan Ponce de León pisó esas tierras cuando busacaba la fuente de la eterna juventud. En 1567, Pedro Menéndez de Avilés crea la Misión Tegesta, en la desembocadura del Río Miami, haciendo patente la presencia española en la zona.

En 1896, la ciudad es fundada oficialmente al convencer Julia Tuttle, una viuda rica que vivía en la zona, al constructor ferroviario Henry Flagler para que extendiera la línea de tren hasta sus propiedades, en las que se construiría un lujoso hotel y un pueblo a su alrededor. Esto provocó la llegada de miles de personas que se fueron asentando en Miami. Ya en esos años, la población de Miami destacaba por la diversidad de sus orígenes. El primer alcalde era un católico irlandés y la población afroamericana constituía un tercio de la ciudad.

En los años 20, la ciudad vive un enorme esplendor económico provocado por el imparable crecimiento inmobiliario. Sin embargo, el huracán de 1926, que causó centenares de muertes y serios daños económicos, hizo que Miami fuera de las primeras ciudades en caer en la depresión económica tres años antes que en el resto de la nación. Sin embargo, también lograría salir antes de ella, en parte por la floreciente industria aeronáutica. La Pan American Airways instaló su sede en la ciudad y Miami se rebautizó como La puerta de las Américas. Otro momento de bonanza fue durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la ciudad concentró a cientos de miles de soldados para su entrenamiento en Miami Beach.

En 1959, la Revolución Cubana provocó un éxodo de inmigrantes a la ciudad. En su mayoría gentes de clase media y alta, este medio millón de cubanos pasaron a ocupar los puestos de trabajo que eran afroamericanos, provocando el descontento de estos. La zona de Riverside pasó a llamarse Pequeña Habana y en ella se hablaba exclusivamente el español.

Un segundo éxodo de cubanos se produjo en 1980. 150.000 cubanos llegaron a Miami y se estima que buena parte de ellos tenía antecedentes penales en la isla. Otra importante oleada de inmigrantes fue la de los haitianos, que se instalaron la llamada Pequeña Haití.

En la década de los 80, el crimen ascendió alarmantemente en Miami. La tasa de homicidios alcanzó niveles históricos y se vivió una auténtica guerra conocida como The Cocaine War, que duró una década.

Hoy, toda esta criminalidad está casi desaparecida y Miami es una ciudad segura y abierta al comercio internacional, hasta el punto de que se podría considerar la capital de América Latina.

Geografía y clima

Sin contar el área metropolitana que la engloba, Miami es una de las ciudades más pequeñas del país, con 143,15 kilómetros cuadrados, de los cuales unos 50 kilómetros cuadrados son agua. Esto quiere decir que la ciudad aloja a casi medio millón de personas en 91 kilómetros cuadrados, siendo de las ciudades con mayor densidad de población de los Estados Unidos.

Miami está flanqueada por dos Parques Nacionales: Everglades al oeste y el Parque Nacional Vizcaíno al este. La ciudad, a orillas de la Bahía Vizcaína y la Bahía de Florida, apenas se eleva de los 12 metros sobre el nivel del mar.

El clima es tropical monzónico, con veranos calurosos y húmedos, e inviernos templados y secos. Su ubicación en pleno trópico de Cáncer  hacen que por lo general las mínimas nunca desciendan de los 10 ºC. En un día de verano, es poco habitual que el termómetro suba de los 30º.

Las lluvias tienen una media de 1572 mm anuales. Las mayores precipitaciones son de mayo a septiembre, estación en la que son frecuentes los huracanes. Al ubicarse entre dos grandes masas acuáticas con importante actividad tropical, la ciudad ha sufrido varios huracanes y virulentas tormentas.

Demografía

De sus 5,4 millones de habitantes, con una densidad de población de 3923,5 habitantes por kilómetro cuadrado, Miami se compone de un 73 % de raza blanca y un 19% afroamericanos. Del total, un 70% son hispanos, en su mayoría de origen cubano (31%).

Esto confirma a Miami como la primera ciudad en habitantes nacidos fuera de los Estados Unidos. Miami es todo un mosaico de razas, culturas y nacionalidades de todo el mundo.

La renta per capita en la ciudad es de unos 15.000$. Alrededor del 28% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza, muchos de los cuales son mayores de 65 años.

El idioma español es hablado por casi un 69% de la población. El 25% habla inglés y el 5% el criollo haitiano. Estas son las tres lenguas co-oficiales de la ciudad. Muchos otros habitantes hablan en sus casas portugués, francés, italiano, árabe, chino, griego…

Las religiónes mayoritarias son la Iglesia Católica y la Iglesia Bautista. Después hay otras 500 iglesias diferentes de más de 32 confesiones.