Dónde dormir en Nueva York

El Waldorf Astoria, uno de los hoteles más emblemáticos de Nueva York (David Rivier, flickr)

Nueva York es un destino turístico de primer orden, y eso se nota en la enorme cantidad de hoteles que existen en la ciudad. Existen alojamientos de todos los precios, desde modestos hostales a los lujosos hoteles del centro conocidos por sus apariciones en películas y por sus famosos clientes. Los más conocidos son el Plaza y el Waldorf-Astoria, que son considerados joyas arquitectónicas e históricas.

El precio del alojamiento en Nueva York no se puede considerar barato. Los hoteles más céntricos están reservados para viajeros con un buen presupuesto, y te será difícil encontrar una habitación en condiciones (esto es, una cama, una televisión y un par de metros cuadrados para moverse) por debajo de los 150 dólares por noche en el área de Manhattan.

Pero si no puedes emplear grandes sumas no temas, porque no te quedarás sin un sitio donde dormir. Fuera del centro podrás encontrar muchos hoteles más asequibles en las zonas de Upper East Side y West Side. Si te gustan las experiencias intensas, un hostal de los más sencillos te costará unos 50 dólares. En ese tipo de locales puedes encontrar gente de todo tipo (incluidos clientes por hora), y seguro que tendrás muchas anécdotas asombrosas para contar a la vuelta.

Un peldaño más arriba en calidad está un buen número de hoteles corrientes, que tienen habitaciones con baño compartido para varios clientes o para todo el pasillo. Tienen un precio medio de entre 100 y 200 dólares, y su calidad es muy variable, por lo que deberás afinar tus búsquedas y examinar los comentarios de los clientes.

Otra alternativa es buscar alojamiento en otras zonas más alejadas del centro. Por ejemplo, el área de Long Island City, en el barrio de Queens, está poco a poco desarrollándose como un distrito hotelero, con un buen puñado de hoteles bien acondicionados. Los precios suelen rondar los 50 dólares por noche, y la línea de metro que lleva a Manhattan funciona las 24 horas.

En Nueva Jersey podrás encontrar también hoteles cuyas tarifas rondan los 50 dólares, o incluso menos, con unas condiciones aceptables. Ciertas zonas de Manhattan son accesibles a través de un ferry (15 minutos de viaje), y también hay buses y trenes. Sin embargo, el servicio de transportes se ralentiza mucho en cuanto llega la noche. Ten en cuenta también que usar un taxi de Nueva Jersey a Nueva York puede ser muy lento, a causa del intenso tráfico.

Un aviso importante: los precios de cualquier hotel no incluyen las tasas municipales y estatales, que van en función del precio. Calcula más o menos entre un 15% y un 18% de sobreprecio a la hora de pagar el alojamiento donde dormir.