San Francisco

Puente Golden Gate (Foto: Gerardo M.N.)

En el estado de California, la ciudad y el condado de San Francisco es su cuarta localidad más poblada, ocupando el número 12 en los Estados Unidos.

Aproximadamente, según datos de 2008, aglutina a unos 808.976 habitantes en 121 kilómetros cuadrados, siendo la segunda ciudad del país en densidad de población, tras New York. El área metropolitana de la Bahía de San Francisco, situada en la península homónima, tiene un total de más de siete millones de habitantes.

Historia

Poblada ya en el año 3000 antes de Cristo, San Francisco fue ocupada por tribus ohlone desde al menos el siglo VI. La presencia española comienza a notarse en el siglo XVI, pero es hasta 1769 cuando Gaspar de Portolá, en un intento por explorar y colonizar la Alta California descubre la Bahía de San Francisco.

El misionero franciscano Francisco Palóu funda la misión de San Francisco de Asís en 1776 y rápidamente las tribus ohlone se unen a los españoles convirtiéndose al catolicismo.

En 1821, tras la independencia de España, la zona pasa a ser territorio mexicano. Las misiones entran en decadencia y las tierras se privatizan. En 1835, el británico William Richardson construye la primera vivienda independiente en una zona excepcional junto a la bahía (Yerba Buena) y el poblado comienza a expandirse con la llegada de colonos de todo el país. Tras la guerra con Mexico, Yerba Buena pasa a ser San Francisco.


La ciudad, en principio un pequeño y aislado poblado, comenzó a atraer colonos a mediados de siglo por la denominada fiebre del oro. De 1000 habitantes en 1848 se pasó a casi 25.000 al año siguiente. Este incremente de población resultó caótico y la ciudad se llenó de toda suerte de criminales, prostitutas y buscadores de foruna, lo que obligó a una intrevención del ejercito para no caer en la anarquía.

Pese a todo, la industria y el comercio florecen en esos años, en especial la banca y las actividades portuarias. La mano de obra inmigrante, en especial la china, fue fundamental para esta efervescencia.

A finales de siglo, la ciudad es un vergel con parques públicos, lujosas mansiones y una importante actividad cultural y artística. Su extravagante estilo y la libertad y bienestar de sus habitantes son conocidos internacionalmente.

En 1906, un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter sacude el norte de California. El temblor fue una catástrofe al romperse la tuberías de gas y la cuidad fue pasto de las llamas, aunque se sospecha que no todos los incendios fueron naturales, al no tener los propietarios sus propiedades aseguradas contra terremotos, pero sí contra incendios.

Más de tres cuartas partes de la ciudad quedaron en ruinas por el seísmo, que dejó 3000 víctimas. La mitad de la población (casi medio millón), se quedó sin hogar.

La ciudad se reconstruye rápidamente y en 1915 recupera su esplendor celebrando la Exposición Universal. La actividad financiera vuelve a ser muy sólida incluso durante el crack de 1929, cuando San Francisco vive sus mejores momentos en cuanto a ingeniería y urbanismo al construirse el Golden Gate o la prisión en la Isla de Alcatraz.

Durante la Segunda Guerra Mundial, San Francisco se convierte en en principal puerto logístico para la guerra en el pacífico y tras la contienda se produce un considerable aumento en la inmigración asiática y latinoamericana. El puerto se traslada a Oakland y la industria decae, por lo que el turismo se convirtió en el principal sector de la ciudad.

En este periodo la ciudad es un imán para la contracultura estadounidense. Los escritores de la Generación Beat se asientan an el barrio de North Beach en los años 50, el movimiento hippie ocupa Haight-Ashbury en los 60  y en la década de los 70 es sede de todo tipo de movimientos políticos, como el de los derechos de los homosexuales en el barrio de Castro.

A finales de los 90, la industria de la ciudad vuelve a florecer con el asentamiento de muchas compañías informáticas y tecnológicas.

Geografía

Con el Océano Pacífico y la Bahía bañando la Península, la ciudad está rodeada de agua y tiene numerosas islas como Alcatraz, Treasure, Yerba Buena, Alameda, Isla Roja e Isla Ángel. En total, la ciudad ocupa unos 600 kilómetros cuadrados.

San Francisco tiene más de 50 colinas dentro de sus límites, de ahí los característicos desniveles de sus calles. La más alta, el Monte Davidson, mide unos 282 metros de altura sobre el nivel del mar.

La actividad sísmica es muy frecuente al pasar la falla de San Andrés por la ciudad y este hecho es fundamental para toda planificación urbanística y la construcción de infraestructura. Pese a todo, muchos edificios antiguos, mimados por la ciudad, sobreviven a los terremotos desde hace siglos.

Clima

San Francisco posee un agradable clima mediterraneo, con inviernos frescos y húmedos y veranos secos. La presencia del agua por tres de sus lados provoca constantes corrientes de aire frío con muy poca variación estacional. De mayo a octubre, las temperaturas máximas oscilan en torno a los 16 grados centígrados y las mínimas de 6 a 8º. De noviembre a abril, el periodo de lluvias, las máximas son de 14º y las mímimas de 3 a 6º.

Una característica niebla cubre la ciudad en primavera y cada barrio, al tener diferentes alturas, son de variados microclimas, pero por lo general, San Francisco es soleada durante 260 días al año. Las precipitaciones durante los meses de lluvia giran en torno a los 870 mm. La nieve es extraordinariamente inusual. Sólo se registraron 10 nevadas desde 1852.

Demografía

La población estimada en 2008 es de 808.976 habitantes, con más de 6000 personas por kilómetro cuadrado y es la quinta área metropolitana en población con más de 7.000.000 de habitantes.

La mayoría de los ciudadanos son de raza blanca (45%). Los importante comunidad de asiáticos de cualquier nacionalidad ocupan un 31% de la población, de los cuales un 20% son de origen chino. Los hispanos representan el 14% de la población. Los residentes afroamericanos descendieron en las últimas décadas, pasando de un 13% en 1970 a sólo un 7,3% en la actualidad. Este porcentaje de habitantes de raza negra es muy similar al de todo el estado, aunque el de hispanos es considerablemente menor.

Es curioso que sólo el 37% de la población haya nacido en California. Más de un tercio de habitantes son de origen extranjero, de ahí el ambiente multicultural que se respira en la ciudad desde su creación.

Según encuestas de 2005, la población gay y lesbiana es de largo la mayor de todas las ciudades norteamericanas, con un 15% de habitantes homosexuales. Los niños, en cambio, son menores que en otras ciudades, representando un 14,5% de la población.

Por ingresos medios, la ciudad ocupa el tercer puesto del país con un ingreso familiar de 81.136 dólares al año de media. Las familias bajo el umbral de la pobreza son un 7,4%, porcentaje muy inferior a la media nacional. Sin embrago, el número de habitantes sin hogar es un problema crónico y San Francisco posee el mayor número de personas sin hogar per capita de todo el país. También el crimen y la delincuencia son superiores a la media nacional.

Barrios

Foto: Gerardo M.N.

Es habitual que en las empinadas calles de San Francisco circule una compleja red de tranvías, desde la cima de Nob Hill, antiguo barrio de clase alta, hasta la turística Fisherman’s Wharf.

En el cuadrante noroeste de la ciudad se encuentra el centro histórico, delimitado por Market Street. Este cuadrante alberga también los distritos financiero, con Montgomery Street, la llamada “Wall Street del Oeste”, y el comercial y hotelero, con Union Square.

La importante actividad financiera de la ciudad desde los tiempos de la fiebre del oro hacen que este distrito tenga una importancia histórica poco habitual en los distritos financieros de otras ciudades. En el cuadrante noroeste también están North Beach (Una especie de Little Italy) o Chinatown.

En el histórico distrito de Mission, tradicionalmente habitado por inmigrantes, podemos encontrar la vida bohemia de la ciudad. Ahí están Haight-Ashbury, sede de la cultura hippie en los años 60 o Castro, el barrio símbolo de la comunidad gay de la ciudad.

El distrito de Richmond abarca desde el Golden Gate Park hasta el Océano Pacífico. Ahí están barrios como New Chinatown. El distrito de Sunset, al sur del parque, también es de mayoría asiática. Ambos distritos, Richmond y Sunset son de clase media y se les llama popularmente The Avenues.

Otros barrios de importancia turística son South of Market, Mission Bay o Potrero Hill. Por el contrario, barrios pobres como Bayview-Hunters Point o Tenderloin son desaconsejados por las guías turísticas, dada su elevada delincuencia.

Parques y playas

La llamada oficialmente Área Nacional de Recreación Golden Gate es uno de los Parques Nacionales más visitados de los Estados Unidos, con una media de 13 millones de visitantes al año, además de ser uno de los mayores parques urbanos del mundo.

El Parque Golden Gate se extiende del centro hacia el oeste, limitando con el Océano Pacífico. Concebido en 1860, sus árboles y plantas son especies no autóctonas y cuenta con edificios de enorme importancia para la ciudad como el Conservatorio de las flores, El Japanese Tea Garden o el Jardín Botánico de San Francisco, uno de los más célebres del mundo. Cerca del zoo está el lago Merced, un lago de agua dulce rodeado de parques.

Foto: Gerardo M.N.

Ocean Beach, dentro del complejo Golden Gate, es una playa muy visitada por surfistas. Cerca, Baker Beach forma parte del Presidio, la antigua base militar y muy cerca está Alcatraz.

Museos

Ubicado actualmente en el barrio de South Market, el Museo de Arte Moderno de San Francisco atrae a 600.000 vistantes todos los años. El Museo Legion de Honor en Lincoln Park fue construido a imagen y semejanza de su homónimo parisino. En el Golden Gate Park se puede visitar el Museo Histórico de Young Memorial Museum, que también incluye importantes artículos antropológicos de todos los continentes.

El Museo de Historia Natural alberga edificios míticos en la ciudad como el Planetario Morrison o el Acuario Steinhart. Desde 1969 se puede visitar también el museo de ciencias interactivo conocido como Exploratorium, situado en el Palacio de Bellas Artes, construido para la exposición universal de 1915.

Teatros

Emblemáticos edificios son, dentro del San Francisco War Memorial and Performing Arts Center, el War Memorial Opera House, sede de la Ópera de San Francisco (la segunda mayor compañía de ópera del país) y el Ballet de San Francisco. La Orquesta Sinfónica de la ciudad actúa en el Davies Symphony Hall.

Para la música popular también hay verdaderos templos, como el Fillmore, sala de música en el barrio de Western Addition donde comenzó el sonido San Francisco de la mano de Janis Joplin, Grateful Dead y Jefferson Airplane, ilustres habitantes de la ciudad en los años 60.

San Francisco recibe muy frecuentemente producciones teatrales de Broadway y las representa en el llamado distrito Theater, en teatros como el Curran, el Orpheum o el Golden Gate.

Instalaciones deportivas

Creado en 1946, el equipo de football de la NFL son los San Francisco 49ers, jugando en el Candlestick Park desde 1971. El equipo de baseball, los San Francisco Giants, juegan en el estadio AT&T desde 1958, cuando cambiaron su sede de New York a California. Desde ese día, paradójicamente nunca ganaron una Serie Mundial hasta el 2010.

Los habitantes de San Francisco son calificados como los de mejor forma física de los Estados Unidos. Eso se debe a las numerosas zonas de ocio deportivo de la ciudad, propiciadas por un clima ideal para actividades al aire libre. Hay más de 320 kilómetros de ciclovías y otras rutas a lo largo de la ciudad. En Marina Green y Embarcadero están las mejores instalaciones del mundo para la práctica del skateboarding.

En el Golden Gate hay cientos de lugares para la práctica del tenis y los deportes acuáticos como el surf, el windsurf o la vela son muy frecuentes y populares en toda la bahía. En el distrito de Marina hay un puerto deportivo de primer nivel mundial.

Carreteras

La  particularidad de la geografía en San Francisco, llena de desniveles a causa de las colinas hace de las carreteras de circunvalación algo muy poco práctico, por lo que la ciudad optó por un sistema a la europea de vías arteriales en lugar de las típicas redes de autovías propias de todas la s ciudades del país.

Las principales vías son la Interestatal 80, único enlace directo para automóviles hacia la bahía, la Ruta Federal 101, que va hasta Silicon Valley o la Ruta Estatal 1, que pasa por el emblemático Puente de Golden Gate. La autopista Lincoln, que atraviesa el país de costa a costa, acaba en el parque Lincoln.

Sin embargo, la ciudad puede presumir de usar apenas el automóvil, siendo el ciclismo, con casi 40.000 usuarios habituales, y el transporte público las principales formas de moverse por la ciudad para sus habitantes. Casi un tercio de la población usa regularmente el tren ligero y el metro, así como la excelente rede de autobuses. Los tranvías se desplazan por las calles en los barrios periféricos y lo hacen subterráneamente por el centro. Este medio de transporte es todo un símbolo de la ciudad, de las menos contaminadas del país, y fue designado Hito Histórico.

Otro medio de transporte muy usado, tanto por la ciudadanía como por los turistas es el ferry, que forma parte de una flota que comunica gran parte de la ciudad por vía marítima.