Cataratas del Niágara

Las cataratas del Niágara

«Niágara» proviene de la lengua iroquesa y significa «trueno de agua». Las cataratas del Niágara (Niagara Falls) son un grupo de cascadas que se sitúan en el Río Niágara, justo en la frontera de Estados Unidos y Canadá. A unos 236 metros sobre el nivel del mar, su caída es de aproximadamente unos 52 metros.

El conjunto se puede dividir fácilmente en tres: las cataratas canadienses, en Ontario, las estadounidenses en Nueva York, y las llamadas «cataratas Velo de Novia», mucho más pequeñas. Entre todas ellas se sitúa una isla, la “Goat Island”.

Por las Cataratas del Niágara pasa toda el agua de los grandes lagos, y pese a su altura nada excepcional para una catarata en este continente, son sin duda las más voluminosas y de una belleza espectacular. También son una importante fuente de energía y una aún más importante fuente de turismo.

Geológicamente, el lugar tiene tan solo unos 10.000 años. Su origen se encuentra en la glaciación sucedida en esa época. Descubiertas en el siglo XVII por franceses, se popularizaron como visita turística en el siglo XIX. De hecho, era el área más industrializada a mitad de siglo. La demanda por observar estas cascadas hizo que en el año 1848 se construyera un puente para peatones que fue modernizándose, de ser en madera y piedra a estar hecho en acero, que aún hoy día lleva una línea férrea sobre las cataratas. En el siglo XX, el turismo subiría aún más y se empezaría a aprovechar la energía de las cataratas para producir energía hidráulica.

Ya desde el siglo XVIII se pensó en ellas como una excelente fuente de energía. Cuando Nikola Tesla (a quien más tarde se le construyó un monumento en las cataratas), descubrió la corriente alternase posibilitó la transferencia de electricidad a distancia yes pudo enviar energía hasta la ciudad de Buffalo, muy cercana.  Actualmente, entre el 50% y el 75% de la corriente del río Niágara es llevada a las plantas hidroeléctricas, tanto en Estados Unidos como en Canadá.

Hay ciertas zonas que el turista no puede dejar de visitar y si lo desea, puede contar con El Niagara Scenic Trolley, que ofrece viajes guiados a través de las cataratas. De hecho las Niagara falls son uno de los destinos más típicos de los viajes a Estados Unidos.

En el lado estadounidense, la Cueva de los Vientos conduce a los excursionistas a un punto debajo de la caída de agua Velo de Novia. En el lado canadiense, el Parque Reina Victoria posee plataformas que ofrecen unas espectaculares vistas a las cataratas de ambos países. También hay senderos que conducen a observatorios y producen una curiosa ilusión de estar bajo las cataratas. Desde la Torre Skylor se ofrece la vista más elevada sobre las cataratas y, hacia el otro lado, unas espectaculares vistas de la ciudad de Toronto.

Goat Island (en español, Isla de la cabra) pertenece íntegramente a los Estados Unidos y también es un destino popular para turistas que visitan las cataratas. Desde la isla se pueden disfrutar las vistas más espectaculares que hay disponibles, en particular en Terrapin Point. Llena de bosques, se practica en ella senderismo y un ascensor permite el acceso hasta el pie de las cataratas y la cueva de los Vientos. La isla está conectada al continente por dos puentes.

Hay numerosos hoteles en el entorno de las cataratas lo que permite quedarse a dormir cerca y verlas al anochecer o hacer la visita por la mañana.

Mapa para llegar y moverse por las cataratas de Niagara

Mapa de las cataratas de Niagara
Mapa de las cataratas de Niagara