Parque Nacional del Monte Rushmore

Washington, Jefferson, Roosevelt y Lincoln.

El Monumento Nacional Monte Rushmore (Mount Rushmore National Memorial), es un conocido conjunto escultórico que fue tallado en las rocas de una montaña de granito en  Dakota del Sur, concretamente en Keystone. En total, el monumento ocupa más de cinco kilómetros cuadrados.

La estatua es una conmemoración a la historia de los Estados Unidos, desde su nacimiento como nación y se inició en 1927. El autor, Gutzon Borglum (con ayuda de 400 trabajadores) fue el encargado de tallar los colosales bustos de varios presidentes estadounidenses.

Mil veces representado en la cultura popular, este monumento es uno de los sitios más reconocidos del país. En el Monte Rushmore se retrataron ls figuras de George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt, Abraham Lincoln representándose en definitiva los primeros 150 años de la historia de los Estados Unidos de América.

Cada cabeza presidencial tiene unos 18 m de altura (con la nariz de  6 m de largo, la boca 5,5 m de ancho y los ojos 3,4 m). Para dar un mayor carácter y expresión a los rostros, Borglum puso una columna de granito de unos 56 cm de largo en los ojos como pupila. De este modo se consigue ese destello de vida al jugra con la luz y las sobras (trabajo, por otro lado, fundamental en el oficio de escultor…)

Rodeando el conjuto, hay un parque con todo tipo de servicios y por supuesto, unas vistas excepcionales (como la de la parte posterior de Abraham Lincoln, por ejemplo…). En el viven ejemplares únicos de la fauna y flora locales de Dakota y de las Black Hills. También hay interesantes formaciones geológicas y el lugar es de gran valor antropológico y etnográfico, ya que la tribu Lakota vivió en la zona durante siglos.

De hecho, además de las figuras de los presidentes, se está tallando en Dakota del Sur desde 1948 un monumento a Caballo Loco, el mítico jefe nativo americano.

El Monte Rushmore es Monumento Nacional desde el 3 de marzo de 1925 y su mantenimiento supone un gran desafío técnico para los conservadores, ya que se requiere escalar la montaña para la limpieza y eliminación de musgos y líquenes.

Borglum murió con 73 años en 1941, justo antes de terminar el proyecto y la obra fue finalizada por su hijo, Lincoln Borglum.