Cómo llegar a Nueva York

Un avión cruza el cielo de Nueva York (Foto: Kat Lu, Flickr)

Nueva York está bien conectada por aire con casi cualquier rincón del mundo. Es por eso que es el medio de transporte más usado por el turismo para llegar a la ciudad es el avión. La ciudad cuenta con tres aeropuertos principales:

Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK): Es el mayor aeropuerto de la ciudad, y el que se ocupa de la práctica totalidad de los vuelos internacionales. Está situado en Jamaica Bay (Queens), a 15 millas del centro de Manhattan. Ofrece un servicio de tren que conecta directamente con la red de metro de Nueva York. Antiguamente conocido como Aeropuerto de Idlewild, fue rebautizado para homenajear al presidente asesinado en 1963.

Aeropuerto de LaGuardia (LGA): LaGuardia es más pequeño que el John F. Kennedy, pero también tiene un tráfico de pasajeros considerable. Está más dedicado a vuelos internos en los Estados Unidos. Está a 8 millas del centro de Manhattan, por lo que las tarifas de taxi son más baratas que las del JFK. El único transporte público que existe en el aeropuerto es el autobús, menos caro pero más incómodo y lento que el taxi.

Aeropuerto Internacional Newark Liberty (EWR): El tercer aeropuerto de la zona está situado en New Jersey, a 16 millas del centro de Manhattan. Ofrece conexiones con muchas ciudades que no la tienen con los otros dos aeropuertos neoyorquinos. Tiene unas instalaciones más modernas y menos masificadas que el JFK o LaGuardia. Al estar situado en otro estado, las tarifas de taxi para llegar a Nueva York son mucho más altas.

Otros aeropuertos de menor tamaño:

Aeropuerto Islip MacArthur (ISP). A 50 millas del centro.
Aeropuerto de Westchester (HPN). A 33 millas del centro.
Aeropuerto Internacional de Stewart (SFW). A 60 millas del centro.
Aeropuerto de Teterboro (TEB). A 12 millas del centro, de uso privado.