Washington D.C.

Capitolio y Obelisco en Washington

Llamada oficialmente Distrito de Columbia (D.C.), Washington es la capital de los Estados Unidos de América.

El Distrito de Columbia tiene 581.530 habitantes, contando toda el área metropolitana de Washington con más de 5 millones de personas.

Washington debe su nombre al primer presidente de la nación, George Washington, mientras que el distrito de Columbia se bautizó así en honor a Cristobal Colón.

En la ciudad no sólo se encuentran las principales instituciones federales del país (Casa Blanca, Congreso, Senado, Correos…) , sino también del mundo (Banco Mundial, FMI, OEA, BID…), por lo que es muy a menudo una ciudad con frecuentes manifestaciones y protestas.

Pero sus innumerables monumentos y lugares de enorme interés histórico también atraen a gran número de turistas. La ciudad también es la capital cultural e histórica de la nación y cada calle tiene una obligada visita.

Desde luego, una de las más importantes, a parte de los munumentos a los presidentes o la Casa Blanca, es la visita al Museo Smithsoniano, el complejo museístico más grande del planeta.

Como llegar

Hay tres grandes aeropuertos en Washington: El Ronald Reagan Washington Airport, el Washington Dulles International Airport y el Baltimore-Washington International Thurgood Marshall Airport. Todos ellos reciben y envían vuelos a America Latina y Europa.

Para reservar un vuelo de Washington D.C. de forma fácil y cómoda, visita nuestra zona de reservas y en pocos minutos tendrás un billete al mejor precio a cualquiera de los tres aeropuertos.

Si deseas alquilar un coche y visitar la ciudad, lo puedes conseguir de manera sencilla en nuestra zona de alquiler.

Aunque por supuesto, Washington D.C. es una de las ciudades norteamericanas cuya visita a pie es de los más gratificante. El 12% de la población va a trabajar andando y el 37% lo hace en sus excelentes servicios de transporte público.

El tern se puede tomar en la Unity Station.

Alojamiento

Washington D.C. es un centro turístico, político y económico por lo que cuenta con una oferta hotelera para todos los bolsillos. Visita nuestra zona de promociones y consigue el hotel en la ciudad que mejor se adapta a tus necesidades.

Que visitar

Washington D. C. se divide por una cruz en cuatro cuadrantes que forman: Noroeste, Noreste, Sudeste y Sudoeste. Los ejes de la cruz se unen justo en el Capitolio, por lo que urbanísticamente, este monumento es el centro de la ciudad y es uno de los más visitados por los turistas.

Muy cercano, está el Obelisco de Washington, una de las postales más caracteristicas de Washington D.C.

Otra de las instituciones más visitadas es, por supuesto, la Casa Blanca.

Pero la ciudad está plagada de otros monumentos y complejos arquitectónicos de interés: el Monumento a Washington, a Lincoln, a Jefferson, a Roosevelt, a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de Corea y de Vietnam…

De un eje a otro de la ciudad hay más de 2,5 kilómetros de parques, monumentos, iglesias, calles históricas y sobre todo museos.

Washington D.C. es una de las ciudades con más museos del país, aunque destaca sobre todo el complejo museístico Smithsonian.

Smithsonian Institution

Fundado por el científico británico James Smithson, que casualmente, nunca pisó el continente americano, es uno de los mayores y más visitados complejos museísticos del mundo, y recibe la friolera de 5.000.000 de visitantes al año.

El complejo está formado por 19 grandes museos, y alberga, entre otras atracciones, un zoológico.

En sus paredes se citan importantes colecciones de arte africano, indígena americano, además de interesantes exhibiciones como la del primer avión de los hermanos Wright o un módulo del legendario Apolo XI.

Historia

En la ciudad de Washington se respira historia. Fundada en 1790, fue proyectada por el arquitecto francés Pierr Charles L’Enfant, que la diseñó siguiendo las formas neoclásicas imperantes en la época: Ámplias avenidas, rotondas y grandes espacios para los monumentos.

Dos años más tarde, fueron colocadas las primeras de los que sería la residencia del presidente, la Casa Blanca, del mismo estilo.

En el siglo XIX, Washington aún era muy pequeña, pero al estallar la Guerra Civil en 1861, la extensión del gobierno para gestionar la contienda y la llegada de gran número de veteranos la hizo crecer de forma considerable.

Lo mismo ocurrió el el S. XX, con la llegada de gran número de trabajadores para el estado en la gran depresión. En 1950 se registró un censo cercano al millón de habitantes.

Actualmente, la ciudad sigue creciendo a buen ritmo, sobre todo entre la población afroamericana, tradicionalmente mayoritaria, que hoy asciende a más de la mitad.