Espacios Naturales de Estados Unidos

El camino atraviesa una secuoya milenaria. Foto de Gerardo M.N

Estados Unidos es un país de contrastes: económicos, políticos, sociales… Pues en el ámbito del turismo, EE.UU. también es un destino de contrastes. Por un lado sus ciudades, su poderío industrial, sus urbes y megalópolis, sus museos, monumentos, por el otro su naturaleza, igualmente colosal y magnifica.

Los espacios son inmensos en EE.UU. El país tiene una extensión de 7 700 000 km² y su montañas son cordilleras que atraviesan el continente, sus ríos canales larguísimos, sus lagos mares interiores, sus llanuras países europeos completos, todo es colosal y primigenio. Estados Unidos, el país del consumo y la contaminación, y a la vez el primer país que protegió la naturaleza con leyes y Parques Nacionales. Viajar a Estados Unidos y no visitar las maravillas de Yellowstone, Yosemite o el Gran Cañón del Colorado es como si visitase Nueva York y no viese la Estatua de la Libertad.

El territorio nacional cuenta con múltiples formas de relieve y accidentes geográficos:. Las llanuras costeras del litoral Atlántico se mezclan con extensos bosques milenarios. Las montañas compiten en majestuosidad y belleza con las playas más paradisíacas.  Praderas, desiertos, pantanos y volcanes salpican toda la geografía estadounidense, siendo humanamente imposible visitar todas las joyas que esconde este país.

Aunque una opción para conocer estos parajes es recurrir a una de las múltiples rutas del país: Senderismo, ciclismo, a caballo, en kayak o piragua, en motocicleta o coche, auto-caravana… El abanico de posibilidades es enorme y cada zona puede ser disfrutada de múltiples maneras.

Los espacios naturales más espectaculares son sin duda los grandiosos parques nacionales, sitios protegidos que aún en su naturaleza extrema muchos cuentan con todo tipo de equipamiento (desde agua corriente, alojamiento e incluso wifi) dada la ingente cantidad de visitas.  Aunque algunos son bastante desconocidos.

La naturaleza es sublime: Cualquiera se queda boquiabierto al contemplar de un vistazo los casi dos millones de años de antigüedad del Gran Cañón, los miles de años del agua helada de los glaciares de Alaska o las estrellas en los cielos de Wyoming. Muchos de estos sitios siguen igual hoy que hace milenios.

Una magnífica fauna y flora autóctona pueblan todos estos parajes (secuoyas en California, Caimanes en Florida…) y en no pocos se encuentran vestigios de enorme interés arqueológico y paleontológico. La naturaleza es distinta en Estados Unidos y es casi siempre complementaria con la práctica de deportes (esquí, alpinismo, bicicleta, hípica, buceo, senderismo…), la ecología (ornitología, botánica…), el estudio de la historia (de la prehistoria a la guerra civil) o simplemente el ocio (hidroterapia, fotografía, contemplación…)

Algunas zonas del Gran Cañón son ideales para el rafting
Algunas zonas del Gran Cañón son ideales para el rafting

La variedad de paisajes es asombrosa: No es lo mismo Alaskacon los mayores territorios vírgenes del mundo, dentro del Círculo Polar Ártico, que el clima tropical y el paisaje volcánico de Hawái. Cada estado es un planeta: Las playas de Florida, los desiertos de Arizona, los bosques de Virginia, las cuevas de Dakota del Sur, el Delta del Mississippi, los lagos de Oregon…

Si hiciésemos una ruta de este a oeste por el país, no habría tiempo físico para visitar todos los espectáculos naturales dignos de ver:

COSTA ESTE

Ya el Estado de Nueva York contiene verdaderas joyas. Pese a que muchos piensan que todo el estado es asfalto y rascacielos, lo cierto es que  una cuarta parte del estado está cubierto de bosques (Woodstock, Sullivan County…) cascadas (Niágara) y otros excepcionales parajes naturales (la meseta de Allegheny, las montañas de Catskill, el sendero de los Apalaches…)

Siguiendo la Costa Este tenemos en Maine el Parque Nacional Acadia, muy cerca el Faro Bass Harbor Head, las playas de York, o los parajes rurales de ciudades como Bangor , Carmel, Tremont o North Oxford. Rezuman belleza sus costas y sus bosques atlánticos.
En Vermont se pueden admirar las fantásticas Green Mountains, disfrutrar de las actividades del Lago Dunmore o los paisajes de Windham.

Andrew Wyleth se inspiró en los paisajes de Pensilvania.
Andrew Wyleth se inspiró en los paisajes de Pensilvania.

New Hapshire cuenta con maravillas como el Monte Percival, el Mirador de Washington o el Treck Mount Garfield y en la costa de Rhode Island podemos perdernos en los bosques de Providence, visitar los faros de Narragansett o respirar aire puro al lado de algunos de los monumentos más antiguos del país en el Wilcox Park.
Massachusetts  
y toda Nueva Inglaterra en general está plagada de tesoros naturales: Provincetown, el Parque Estatal Nickerson o las Dunas de Sandy Neck son sólo tres ejemplos. Para pasear por la playa, las impresionantes Wellfleet, Hyannis o cualquiera de Cape Cod.Pensilvania no es solo FiladelfiaSi visitas el estado no te podrás perder las zonas rurales Amish, Salt Springs o cualquiera de los lugares donde se inspiró el pintor Andrew Wyleth, incluídos los alrededores de su estudio en Brandywine River.
Connecticut tiene paraísos como Candlewood Lake o el Parque Estatal Rocky Neck. Y sobre todo los atardeceres en la Bahía de Saybrook.

MEDIO OESTE

¿Y que decir del medio Oeste…? No sólo están ahí los Grandes Lagos (Lago Superior, Ontario, Huron, Michigan y Eire). Las maravillas naturales abundan en Missouri, Nebraska, Minnesota, las dos Dakotas, Iowa, y los estados del Old Northwest. 

“El corazón del país” es naturaleza pura: tiene las grandes praderas de Kansas, interminables campos de maíz de Nebraska, la orilla norte del Mississipi en Iowa, las Badlands

Por supuesto, aqui también está el popular Monte Rushmore en Dakota del Sur, que es la comunión perfecta entre la genialidad de lanaturaleza y la de la mano del hombre. Cinco kilómetros en la zona de Keystone que son hoy en día Parque Nacional.

ROCOSAS

Los Estados de las Rocosas son naturaleza pura. Montana, Idaho, Wyoming, Utah, Colorado y Nuevo Mexico tienen los más espectaculares parajes de todo el país.

Ahí está por ejemplo Yellowstone, el parque nacional es el más antiguo del mundo. De hecho ahí están los grandes Parques Nacionales de los Estados Unidos: El Parque Nacional de los Glaciares, en Montana,el Parque Nacional de las Montañas Rocosas en Colorado, Monumento Nacional Dinosaurio o Zion en Utah 

Monument Valley en Utah
Monument Valley en Utah

Utah es ya de por sí un auténtico paraíso natural. El Estado cuenta con joyas como el Cañón Bryce, el Rainbow Bridge National Monument en el Parque Nacional Arches y The Mittens de Monument Valley, uno de los paisajes más famosos del país por salir en infinidad e películas y series de TV. Entre tesoro y tesoro, el estado tiene enormes extensiones deshabitadas de gran belleza e interés medioambiental como el desierto de Basin and Range o una gran extensión de bosques. También está el Gran Lago Salado,  cuatro veces más salado que el  mar, o Kings Peak (4.123 metros).  considerada como una de las mejores montañas del mundo para esquiar.

EL SUR

Nueva OrleansTexas, Mississippi, Florida, Tennessee, las Carolinas, Virginia, Georgia… Si algo hay en estos estados es auténtica y genuína naturaleza.
El sur (“dixie”) es el orgullo de los espacios naturales de los Estados Unidos. Una región enorme y variopinta, con distintas zonas climáticas y todas ellas magníficas: los desiertos de Texas, los Everglades de Florida, el Delta del Mississippi Tennessee,

 

Texas es más que desierto. Hay lagos espectaculares como el Caddo Lake, Marshall Plano, playas del prestigio de South Parade, o bosques como los de Woodlands Fort Stockton.

Florida cuenta con las mejores playas del mundo (las 20 mejores playas de la nación), tales como Cayo Hueso, Pensacola, Key West, Boca Raton Coral Gables, pero también abundan zonas pantanosas como los Everglades, que es Patrimonio de la humanidad.

COSTA OESTE

Acercándonos al Océano Pacífico entramos en los estados de la Costa Oesteque incluyen Nevada y Arizona, además de los costeros Oregón, Washington y California.

Sequoyas en Redwood
Sequoyas en Redwood

Abundan en todos ellos los Parques Nacionales (Yosemite, Valle de la Muerte, Redwood, Olympic…) y otros monumentos naturales (el Gran Cañón, Muir Woods…). Desiertos, montañas, playas y bosques… todo podemos encontrarlo a muy poca distancia.
Evidentemente la Costa Oeste destaca por sus playas paradisíacas en los tres estados costeros (Cannon Beach,  Playa de Ruby, Haystack RockOtter Crest Scenic Viewpoint). Las de California son mucho más cálidas, pero en belleza no ganan a las de Oregón o Washington.
La Costa Oeste de los Estados Unidos es ideal para acabar la ruta de Este a Oeste. Una recompensa bien merecida: Poco es comparable a ver leones marinos en Big Sur, bañarse en el mar de Malibú o sentir la paz del desierto en Joshua Tree.

ALASKA y HAWÁI

Finalmente, dos de los estados aislados de los Estados Unidos son quizás los de mayor espectacularidad natural.

Alaska es  el estado más grande de los Estados Unidos, con una superficie total de 1.717.854 km² y contiene la cima más alta de todo el continente, el Monte McKinley, con  6.194 metros de altitud. Tiene tres grandes regiones con maravillas en todas ellas: las montañas del Pacífico, la región interior que rodea el Río Yukon y una zona ártica septentrional está ocupada por la cadena de Brooks. El Parque Nacional Delani, la Cascada Horsetail, el lago de Hood o la Laguna de Westchester son sólo alguno de los lugares de visita obligada en Alaska para los amantes de la naturaleza.

Hawái es el paraíso tropical del país. Evidentemente destacan sus playas (Waikiki Beah, Temple Beach, Kehena Beach, Apoipu Beach…) pero el visitante no debería perderse las Cascadas Rainbow, el Parque Histórico Kaloko-Honokohau, el Spouting Horn,  el Cañón Waimea o cualquiera de las formaciones volcánicas del archipiélago (Cráter Haleakala, Cañón Waimea…). Nada impones más que ver rugir al volcán Kīlauea, uno de los más activos del planeta.

Estados Unidos… Número 1 también en maravillas naturales.
Y aún queda muchísimo por descubrir en este inmenso y hermoso país.