El museo del Arte Malo en Boston

"Charlie & Sheba" Anónimo
“Charlie & Sheba”
Anónimo

Estados Unidos es un país plagado de museos de todo tipo, desde el inquietante Museo de la Ventriloquia (Kentucky) al poco higiénico Museo de la Basura de los famosos (Hartford, Massachussets) pasando por el visitadísimo Museo Internacional de los OVNI (Roswell, Nuevo México) o el de la comida quemada (también en Massachussets).

Por supuesto, abundan los museos de arte, ya sean clásicos o contemporáneos, pero ninguno tan particular como el MOBA (Museum of Bad Art) de Boston, que en sus paredes exhibe todo tipo de “arte feo” del mundo en tres salas.

"Picnic" Anónimo
“Picnic”
Anónimo

El Museo del Arte Malo tiene como objetivo “celebrar la labor de los artistas cuyo trabajo sería mostrado y apreciado en ningún foro más que éste” y cuenta con 600 piezas de “arte demasiado malo para ser ignorado“.

El MOBA se fundó en 1993, cuando el vendedor de antigüedades Scott Wilson empezó su colección. “Mientras que todas las ciudades del mundo tienen al menos un museo dedicado a lo mejor del arte, MOBA es el único museo dedicado a coleccionar y exhibir lo peor.“, afirma el coleccionista, que cuenta con hoy en día con cientos de simpatizantes que ayudaron a llevar el museo a un plano internacional.

El MOBA es parada obligada en las rutas turísticas alternativas de Boston, y es visitado cada año por cientos de curiosos, turistas, amantes del arte e incluso compradores. Alguna de las piezas se llegó a vender por un precio de  $152,53. El museo llegó hasta a ser robado: Algunas de sus piezas desaparecieron y se llegó a ofrecer una recompensa de $36,73. La policía aún investiga el paradero de las obras desaparecidas.

Los visitantes pueden firmar en un libro de invitados y dejar comentarios, y la mayoría de los que visitaron el lugar afirman que fue una experiencia “sorpendente, muy educativa y extremadamente divertida“.